Formación

Explotar una EDAR de manera eficaz cumpliendo todos los parámetros de vertido con el mínimo coste comienza por conocer en profundidad el sistema de depuración que disponemos, desde los equipos hasta su control así como todas las posibilidades que ofrecen.

Cada formación debe ir específica al diseño en concreto. No existen dos formaciones iguales tanto que no existen dos EDAR idénticas.

Adecuamos la formación necesaria y particularizada al control de la explotación, realizándola in situ con los equipos y materiales que los propios operarios y personal de trabajo empleará.